Reuniones Científicas en el MARQ

La ocupación, privatización y modificación del entramado viario en la Barcino tardoantigua

07 Nov 2018
17:00 - 17:30
Marq
Ponencia Barcino

La ocupación, privatización y modificación del entramado viario en la Barcino tardoantigua

En Barcino y durante la antigüedad tardía, se constata una ocupación de los espacios públicos, proceso que había comenzado con anterioridad.  En el siglo III y sobretodo en el IV, la arqueología muestra ya una modificación importante del parcelario urbano. Además, la ocupación del intervallum, se inicia en época Flavia, es frecuente en el siglo II y continua dándose con más fuerza en el siglo III.

Este fenómeno,  provocó un estrechamiento, y a la vez, una desviación de algunos viales. Se cierran y ocupan los pórticos por particulares (para ampliar domus o talleres) y se avanzan las fachadas de algunas  domus hasta la mitad de la calle. En algunos casos, una nueva construcción ciega y anula definitivamente parte de un vial. 

El desplazamiento del centro de poder, del fórum al ángulo norte de la ciudad, como consecuencia de la implantación del cristianismo y la creación de un grupo episcopal a inicios del siglo IV, acabará por crear una nueva organización urbana. Paralelamente, se dió la desaparición y perdida de función de la gran plaza pública romana, el fórum, que estaba ya totalmente desmantelado en el siglo VI, aunque este proceso de desbaratamiento del escenario foral arrancaría a inicios del siglo V, con la recuperación masiva de los pedestales epigráficos. La plaza romana es invadida por nuevas construcciones, las primeras modificaciones son ya del siglo IV, le seguirán otras en los siglos V-VI y será en el siglo VII, en el que se documenta la ocupación de los pórticos de la terraza alta.

Por otro lado, el desarrollo del grupo episcopal comportará una nueva organización y la modificación total del parcelario urbano en el cuadrante norte de la ciudad. La cuadrícula reticular romana desaparecerá totalmente. En su lugar, tomará cuerpo el entramado denso y complicado, como una red, del grupo episcopal y centro de poder de la ciudad cristiana y visigoda. Una estructura urbana que ya nada tenía que ver con la topografía reticular, abierta y bien delimitada de época romana, sobretodo en relación a los centros de culto y de poder.

La antigua colonia romana de Barcino, entonces llamada Barcinona, presentaba una nueva silueta y una nueva imagen más cercana a la ciudad medieval que a la ciudad romana.

Imagen: Estructura que invade un cardo minor y se levanta en el eje de la calle, sobre la cloaca central. Fotografía proporcionada por la autora