Reuniones Científicas en el MARQ

Julio J. Ramón Sánchez

MARQ, Museo Arqueológico de Alicante

Julio J. Ramón Sánchez

MARQ, Museo Arqueológico de Alicante
jramons@diputacionalicante.es

Biography

El uso de la moneda en la Contestania ibérica

 

El objeto de este trabajo es mostrar un estado de la cuestión sobre un hecho muy relevante de la Contestania ibérica: la adopción del uso de la moneda y la aparición de las primeras acuñaciones locales, que en el territorio contestano se reduce al taller de Saitabi. 

El inicio de los contactos de los contestanos con la moneda se sitúa en el marco de los intercambios con comerciantes y navegantes griegos y púnicos, que propiciaron su llegada a unas poblaciones que hasta ahora empleaban la plata a peso como medio de pago. Estas monedas, de plata, se documentan de manera aislada o integradas en tesaurizaciones y fueron empleadas inicialmente como otra forma de dinero: más por la plata que contenían que estrictamente como monedas. Durante los siglos IV y III aparecen en enclaves costeros y poblados del interior donde la población local comenzó a comprender las ventajas de su uso. Desde el último tercio del siglo IV hallamos ejemplares de bronce que se emplearían ya como  monedas propiamente dichas.

El impulso decisivo en cuanto al uso de la moneda se produjo como consecuencia de los movimientos de tropas derivados del asentamiento estable de los cartagineses desde el año 237 y el desarrollo de la Segunda Guerra Púnica, en la que se empleó moneda de plata, bronce y cobre para financiar la guerra, de modo que a finales del siglo III ya eran utilizadas para todo tipo de transacciones. Acabada la guerra, Roma integró la Contestania en una provincia romana, la Hispania citerior. Desde ahora muchas secas acuñaron para garantizar el abastecimiento de numerario de manera que al final del mundo ibérico podemos hablar de una economía plenamente monetizada.